¿Qué haces tu para mejorar la primera visita a un cliente?

No quiero hacer una pregunta abierta sin mas. La idea es responder a una pregunta de uno de vosotros, que quiere que le ayude con este problema. Y he pensado que la mejor forma de hacerlo es haciendo publica la participación de los lectores.

Es un tema difícil y la verdad es que cada ‘maestro tiene sus trucos‘, pero es cierto que hay varias cosas que podemos hacer para mejorar este primer paso que damos cada vez que visitamos un nuevo cliente, y tenerlas reunidas aquí sería algo genial para todos nosotros.

 

Mejorar la primera visita a un cliente

Personalmente, por la experiencia que tengo y lo que he visto en compañeros comerciales, una de las cosas que hay que hacer es:

  • Entrar al cliente cuando estés totalmente relajando y sepas claramente ‘qué vas a decir’, ‘cómo lo vas a decir’

Es normal estar nervioso en una visita de venta, el trabajo comercial no deja de ser una exposición al público y sobre todo en algo que, podemos saber, que en la mayoría de los casos, las mejores opciones se centran en un 10-20% de resultados buenos, el resto de visitas nos van a cerrar la puerta en un primer momento. ¿Sabes cómo mejorar la primera visita a un cliente?

Y eso, con perdón, acojona.

Por eso es fundamental estar relajado.

No entres nunca a un cliente, si te ves demasiado nervioso o no tienes muy claro qué vas  decir. Es mejor tomarse cinco minutos de concentración, pensar y luego vamos a ello.

Y recuerda, que las ‘mariposas en el estómago’, son normales. Y hay quien dice que el día que dejes de tenerlas, dejarás de ser un buen vendedor.

 

Otra buena opción que tienes si te apetece mejorar algo de lo que haces es esto:

  • Tener una buena primera presentación bien estudiada, impactante y rápida, donde en pocos segundos digas quién eres y de dónde vienes.

Es importante que si quieres no perderte nunca, tengas preparada un par o tres de primeras frases para cuando entras en un cliente. Por que si no lo haces, estás en la posibilidad de quedarte enganchado y empezar con el molesto: ehm, esto, venía, ahhhh, pues…. Y eso no queda bien.

Recuerda, que aun que suene mal, es importante: aparentar. Luego ya tendremos tiempo de demostrar, pero en el primer momento tenemos que dar muy buena impresión. Por que esa es la imagen que se le queda grabada a la persona a la que nos dirigimos.

Voy a dejar abierto esto para que participéis, si queréis, y pongamos mas tácticas personales para mejorar esa primera visita a un cliente.

¿Te animas? Ya te has apuntado al curso, ahora participa en este post.

Deja un comentario